lunes, 24 de abril de 2017

Reinamora chica (Cyanoloxia glaucocaerulea)

FAMILIA CARDINALIIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor

Habita bordes de bosques, bosques mesófilos y bosques de araucaria. Se mueve a baja altura en el ecotono bosque-matorrales o bien en estos últimos, siempre donde haya densidad alta de hierbas, pastos y arbustos. También aparece en parques y jardines.
Presenta dimorfismo sexual, el macho presenta plumaje azul intenso excepto la primaria de las alas y la cola que son de coloración negruzca, la hembra plumaje color pardo acanelado.
Su alimentación consta de granos.
Construye su nido en forma de taza con fibras vegetales de gramíneas siempre a baja altura en árboles y arbustos, disimulado entre el follaje; la hembra pone de 2 a 3 huevos de color blanquecino con manchas rojizas.
Mide 15 cm.

Macho. Perdices, Entre Ríos



viernes, 21 de abril de 2017

Exótico alimentándose

Una especie de ave que se introdujo en el país aproximadamente hacia 1985 y se está difundiendo por la provincia de Buenos Aires y otras regiones del país es el estornino pinto (Sturnus vulgaris) que lentamente se está volviendo un problema por competir con las especies nativas y quitarles a varias de ellas sus lugares de nidificación que suelen ser oquedades naturales, huecos en los troncos, nidos de pájaro carpintero, hornero, leñatero, etc. En su lugar de origen forma enormes bandadas que descansan sobre los árboles en las ciudades, provocando con sus deyecciones mal olor, muerte de plantas y árboles posadero, también provocan que los caminos pavimentados se vuelvan resbaladizos.
En las zonas del norte bonaerense se los ve en otoño formar bandadas importantes donde se reúnen con palomas para comer semillas en los campos de rastrojos  o con quínoas, también lentamente se están acostumbrando a los humanos  y se acercan a las ciudades, algunos de ellos ya habitan plazas en bajo número y toleran bastante a la gente.
Este ejemplar fue observado en la plaza Adolfo Alsina de San Miguel del Monte, buscando insectos que quedaron moribundos luego de ser atraídos durante la noche a las luminarias. En esta zona los estorninos aparecieron de a poco en el campo hacia 2006, siendo ya un poco más numerosos en 2010; en 2012 a 2015 se los veía en el campo en bandadas grandes  y algunos en los barrios suburbanos. Desde fines de  2015 se los puede ver en ocasiones en la zona céntrica; es de esperar que su número aumente y su rango de distribución se amplíe aún más.
Mucha de la gente que observa aves  en libertad y se preocupa por la conservación están alarmados por esta especie y la llegan a despreciar. Es obvio que es una especie problema, las aves no tienen la culpa de eso, solo el ser humano que hace desarreglos, aunque en mi opinión son unas aves muy bellas, me gusta observarlas.
Las fotos son de octubre de 2016.











lunes, 17 de abril de 2017

Lechucita modelo

Mientras realizábamos el último censo de aves acuáticas cerca de la laguna de Monte en el sector de la Boca y también cerca del puente divisamos una lechucita vizcachera (Athene cunicularia) bastante confiada que ya conocía de hace rato ya que siempre se ven en ese sector.
Junto a unos amigos que vinieron a censar nos fuimos aproximando a paso lento y una de ellas se quedó quietecita posada sobre un cartel, permitiéndonos tomar muchos primeros planos de ellas. Luego de varios minutos se alarmó y se posó en un alambrado unos metros más adelante.











Con Tito Di Mauro retratando a  la lechucita

viernes, 14 de abril de 2017

Playerito pectoral entre los Azolla

Un solitario playerito pectoral (Calidris melanotos) se alimentaba buscando invertebrados en un claro entre los juncos a orillas de un rincón bajo y poco transitado de la laguna de Monte, cubierta por helechos acuáticos del género Azolla.
Lo vi de casualidad mientras estaba buscando doraditos, sietecolores y otras aves propias de los juncos, estaba solo sin otro de su especie o zancuda alguna; pude aproximarme lentamente para tomar varias fotos de él hasta que voló a unas decenas de metros, perdiéndose en los bajos barrosos de la laguna.
Esta especie es un visitante de la tundra canadiense donde se reproduce, llegando a Sudamérica en la primavera y quedándose hasta finales del verano.








martes, 11 de abril de 2017

Macaes plateados en laguna Epecuén

Ya de vuelta de un viaje familiar por la zona cordillerana de Neuquén comparto nuevamente material que obtuve hace pocos días.
En esta ocasión muestro una especie que no es muy habitual en la zona donde vivo pero si en el oeste provincial, es el macá plateado (Podiceps occipitalis), que encontré en la laguna Epecuén cuando hice una parada en la localidad de Carhué.
En esta laguna con alto contenido en sales no hay demasiada variedad de especies, solo las que pueden aprovechar las escasas especies de invertebrados y algas que habitan ese lugar poco apto para la vida.
Lo que si es que en ese cuerpo de agua medran en enormes bandadas la mayoría de las especies de aves que llegan hasta ese lugar. En el caso de los macaes su número es quizás superior a los 5000 individuos.
El 31 de marzo cuando pasé no había tal cantidad pero si algunos cientos de ellos hasta donde pude divisar ya que a lo lejos se confunden con el brillo de las olas. Estos estaban cerca de la orilla y siempre en los lugares donde había alcantarillas y paso de agua hacia ella proveniente de unos charcos del otro lado del camino; en estos día la laguna tenía mayor nivel de agua que en los 5 años anteriores cuando la visité en varias oportunidades.