jueves, 26 de mayo de 2016

Coludito

Un pajarito que me gusta mucho pero no es tan abundante  ni fácil de ver, menos aún de fotografiar es el coludito copetón (Leptasthenura platensis). Prefiere las plantas nativas o las que son muy enramadas  o espinosas, con preferencia del tala (Celtis ehrenbergiana) en la cual busca pequeños insectos o rañas entre las hojas o las ramas. Los ejemplares de las fotos eligieron posarse sobre un acacio negro (Gleditsia triacanthos) planta exótica muy invasiva y común en la región.
A estos coluditos los fotografié en un camino rural al costado de la estancia El Rosario, entre las lagunas de Monte y Las Perdices, hace dos semanas. Usé un par de veces la reproducción de su llamado para atraerlos un poco.







martes, 24 de mayo de 2016

Bruja al atardecer

Un ave que pude fotografiar bastante cerca para mi sorpresa fue una garza bruja (Nycticorax nycticorax) juvenil, que no se sorprendió para nada que me aproximara a ella con mi hidrohide, avanzando lenta y penosamente por el barro putrefacto.
El esfuerzo valió la pena ya que pude obtener unas fotos de mi agrado, incluso con una luz cálida y suave proporcionada por los últimos rayos solares que iluminaban la tarde sobre la laguna de Monte el pasado 1 de marzo.






sábado, 21 de mayo de 2016

Azulcitos

Hoy muestro unas fotos que le pude tomar bastante cerca a una especie común en las arboledas con buena proporción de nativas, es la tacuarita azul (Polioptila dumicola) conocida en otros lugares como piojito azul, azulcito, plomito y vizcachitas; cuando era pequeño muy de vez en cuando alguna visitaba el pàtio de mi casa y como no sabíamos como se llamaban les decía ratuchita azul, por el parecido con la ratuchita, ratonera o ratona común (Troglodytes aedon).
Esta pareja andaba entre las ramas de un molle (Schinus molle) buscando pequeños insectos incesantemente, por suerte se detuvieron un rato y pude tomarle fotos a ambos.
Hembra







Macho


miércoles, 18 de mayo de 2016

Bandada de golondrina parda

La golondrina parda (Progne tapera) es una especie que llega en la primavera a la región pampeana y permanece hasta mitad del otoño en estas latitudes antes de migrar al norte.
Suelen agruparse en gran número para pasar la noche, en ocasiones son muchos miles de ejemplares que descansan en algún monte o en el arbolado urbano de parques y plazas. Es común verla a poco del amanecer o antes del atardecer reunirse en grandes bandadas antes de alimentarse por la mañana o  para la última comida y luego agruparse antes que caiga la noche.
Estas golondrinas estaban en una de las muy pocas antenas de televisión por aire que quedan en San Miguel del Monte el día 9 de abril  un día fresco y muy nublado. Pude fotografiarlas en su última concentración matinal antes de dispersarse por el área en busca de insectos voladores que forman parte de su dieta y que devoran en pleno vuelo.










lunes, 16 de mayo de 2016

Tarde de abril

Este año no he recorrido demasiado mi zona de residencia por diversos motivos pero finalmente el día 22 de abril fui a ver que había a orillas de la laguna de Monte en un sector apartado con juncos, pastizales y un monte de exóticas y nativas muy cerca de las aguas, de una zona que suelo recorrer en otoño.
La tarde se presentó soleada con solo algunas nubes altas, fresca y con una leve brisa; este otoño es más fresco que los de los últimos años, tal vez haya influido en la cantidad de aves, quien sabe. Desde 2015 se ven bastantes menos aves que los 3 años anteriores, desconozco la razón pero es muy probable que se deba a la alternancia de sequías, lluvias, cambios de temperatura y la continua alteración del ambiente por parte de los humanos.
Entre las especies que vi solo cabe destacar el boyerito, especie que vi cerca de Monte pero nunca había registrado, es mi primer registro de la especie en la localidad (hice otro registro el sábado pasado en el sector opuesto de la laguna); lo tuve cerca en dos ocasiones pero era tan desconfiado que se me fue antes de fotografiarlo,de todos modos algunas fotos le pude tomar con los últimos rayos de luz.
Muestro algunas de las fotos que tomé ese día y las que se dejaron retratar, vi varias más pero se me escapaban o estaban demasiado lejos para que saliera una foto aceptable.
Taguató (Rupornis magnirostris)

Jilguero dorado (Sicalis flaveola) dos hembras y dos machos

Chingolo (Zonotrichia capensis)

Zorzal colorado (Turdus rufiventris)

Paloma picazuró (Patagioenas picazuro)

Paloma picazuró (Patagioenas picazuro)

Tacuarita azul (Polioptila dumicola) hembra

Tacuarita azul (Polioptila dumicola) hembra

Corbatita común (Sporophila caerulescens)

Paloma picazuró (Patagioenas picazuro) juveniles


Boyerito (Icterus pyrrhopterus)

viernes, 13 de mayo de 2016

Críptico

Una especie de garza muy pequeña que habita entre los juncales donde se oculta para pasar desapercibida tanto para los depredadores como para capturar a sus presas es el mirasol común (Ixobrychus involucris).
Tan efectivo es su camuflaje y su paciencia para quedar quieto aunque uno esté cerca que es muy difícil verlo a pesar de que uno puede llegar a estar al lado de ellos.
Este ejemplar de las fotos lo encontré al lado del puente de la Boca en San Miguel del Monte, unas horas antes que empezara el censo de aves acuáticas de verano el pasado 20 de febrero. Estaba intentando pasar el tiempo viendo y fotografiando aves  antes que llegara la gente y comenzar a censar a las 9 hs cuando me percaté que había un mirasol. Estaba entre los tallos de los juncos y no me permitía usar el autofoco, tuve que hacer foco manual por lo que por esas situaciones las fotos no salieron muy lindas pero muestran la conducta del ave. Intentando tomarle más fotos y buscándolo entre los juncos el mirasol finalmente salió volando  a unos 20 metros del lugar a otra mata de juncos. Allí se puede comparar su tamaño con un benteveo que estaba próximo.