lunes, 14 de abril de 2014

Salida fotográfica de plantas con yapa

Hace unas semanas me fui a un sector de la laguna conocido como La Aguada que está en el sudeste de la laguna de Monte. Esas fotos las subiré mañana al blog y pondré un enlace aquí.
Lo más lindo es que fui con mi hija menor, Agustina, que solo tiene 3 años y medio, cada uno con una cámara de fotos. Pudimos tomar imágenes de varias especies de hierbas que crecen en el campo y a orillas de la laguna y como yapa observamos algunas especies de patos, garzas y un pitotoy chico (Tringa flavipes) que andaba solitario en el bajo, lo suficientemente cerca como ara tomar fotos que valieran la pena. Si bien usé el lente Tamron 18-250 mm las fotos salieron con mejor calidad de lo que pensé.
Estas son algunas fotos de esa tarde de comienzos de abril:






viernes, 11 de abril de 2014

Desde el kayak II

En esta tanda muestro más fotos del día de marzo que me metí  a la laguna de Monte en kayak, usando mi equipo fotográfico de reserva: la Canon 40D y el objetivo Tamron 18-250 mm, n oquería arriegar el otro lente con la cámara nueva. La calidad del lente Tamron no es la mejor, además no tiene estabilizador de imagen, por lo que no suelo utilizarlo en la observación de aves.
Pero no quería dejar de mostrar esta familia de macá grande (Podiceps major) con un pichón subido en el lomo. No me dejaron acercar mucho, iban nadando casi igual de rápido que yo navegando; era al atardecer, casi con las últimas luces del día.
Si bien los he visto así muchas veces siempre fue de lejos o no tenía cámara a mano, esto es lo mejor que pude fotografiar hasta ahora a los pichones pequeños de esta especie con sus padres, espero pronto mejorarlas.





Mis hijas en el kayak

martes, 8 de abril de 2014

Aguatero (Nycticryphes semicollaris)

FAMILIA ROSTRATULIDAE

Es una especie de hábitos principalmente crepusculares, se la encuentra en zonas palustres con mucha vegetación como totoras y juncos, donde se esconde muy bien ayudado de su plumaje críptico, en lugares con poca agua  con suelo lodoso o húmedo, en ocasiones sobre la vegetación flotante o restos de plantas. Es una especie difícil de ver y no muy abundante. Su vuelo es bajo, corto y silencioso.
Se alimenta de pequeños invertebrados.
Mide 17 cm



sábado, 5 de abril de 2014

El comienzo

Un día de fines de otoño de 2009 organizamos una salida de observación y fotografía de aves con unos amigos que solo conocía de un sitio donde se suben y comentan fotos de aves, foto-mundosilvestre. Pero en esa época subía mucho más y le daba mayor importancia a otro sitio del cual no participo más y que está dedicado a la fotografía de naturaleza, tomando más su lado estético que lo documental.
Si bien ya de pequeño me interesaba  saber  sobre la naturaleza, jugando a ser un poco naturalista también me interesaba la fotografía en general. Con el paso de los años y las vueltas de la vida retomé el gusto por la fotografía, en especial del mundo natural.
Volviendo  a esa salida que fue el 6 de junio, me encontré por primera vez en persona con José Luis Merlo, Gerardo García y Dora Montenegro. El día se presentó bueno por la mañana pero a mediodía se fue nublando y permaneció así hasta la noche, con temperaturas algo bajas.
Recorrimos el sector de la costanera empezando por la bajada de lanchas y terminamos en la "isla " artificial cerca de la compuerta. Luego dimos la vuelta en vehículo, comimos algo y a la tarde anduvimos por el sector de la Boca. En esa época registraba una bajante muy importante debido a la sequía que hubo ese año, lo que hizo que se acercaran muchas aves reacias a pocos metros de la gente ya que en los campos se habían quedado sin hábitat ni alimento; las estrellas de esos días fueron los flamencos, que atrajeron a muchos fotógrafos de la comarca. Hice de guía marcando los sectores más favorables para la observación de aves y tratando de tomar algunas fotos decentes. Eran los días de mi comienzo con la fotografía de aves ya que hacía unos meses había adquirido una cámara digital con un zoom importante, y aunque no era reflex  y su calidad un poco inferior, me dio lindas satisfacciones; en especial andaba de maravillas en macro usando lentillas.
Pero ¿a que viene el título de esta entrada? Hay situaciones en la vida de cada persona que hacen que uno cambie o tome rumbos impensados, no son momentos claramente definitorios como podría ser el independizarse, casarse o tener un hijo, son momentos que pueden partir de una charla normal, una apreciación, un comentario o una recomendación. En este caso hablando con Jose Merlo sobre las fotografías que tomaba le comentaba que no estaba muy conforme con lo que había registrado ya que no estaban demasiado cerca algunos pájaros, o la luz no era buena o en una pose que no apreciaba, a cada rato  le decía que lástima que salió así o asá, (después me decían en broma "el lástima",jaja). Pero Jose en ese momento me dijo que todas las fotos pueden ser interesantes ya que la pose no es de guía pero puede mostrar el plumaje, la edad, rasgos anatómicos y otras cosas útiles para el estudio de las aves. En ese momento no le preste demasiada atención aunque lo tuve en cuenta, intentaba sacar la mejor foto siempre, cosa que es imposible en todas las oportunidades.
la idea comenzó a rondar en mi cabeza, volvía apreciar mi faceta de naturalista que estaba dormida y un poco por carecer de un gran equipo o no poder en esa época grandes distancia empecé a poner en práctica los consejos de Jose; lentamente hasta que al final me dediqué a la observación, fotografía y estudio de los plumíferos.
Así que a partir de ese día, un lindo día pasado con amigos, una salida buena pero que en ese día me parecía nada fuera de lo normal, se convirtió tal vez en una de las más, sino la más importante para mi estudio de las aves, ya que con los consejos de Dora, Jose y Gerardo considero que estos son los comienzos de tan apasionante afición.

Algunas fotos de la salida
Bajada de lanchas (Costanera y Fray Martínez)
Flamenco  austral  (juvenil)


Flamenco  austral  (adulto)


Remolinera común  (Visitante otoñal-invernal)


Fotos de la "isla"
Pato cuchara (macho)

Varillero congo (machos)

Junquero
 Foto de la Costanera sur René Favaloro
Cigüeña americana
 Fotos de la bajada de lanchas por la tarde

Hornero

Espátula rosada


Tero común

Becasina

Tachurí sietecolores

Fotos sociales

Jose y Dora fotografiando flamencos en la vieja dársena


Jose, Gerardo  y Dora fotografiando sietecolores en la "isla"!

Una foto de Dora: yo, Gerardo y Jose


NOTA: los nombres de las aves son los comunes en la bibliografía argentina. Para saber los científicos entrar en la página Listado de Aves de este mismo blog, en una pestaña de arriba a la derecha



jueves, 3 de abril de 2014

Cazadores de libélulas

Hace ya unos meses, tomé unas fotos dentro de la laguna en mi escondite, las tenía archivadas y se me había pasado el compartirlas en esta página. No son fotos de aves acuáticas sino de una especie de tiránido que migra hacia estas latitudes en primavera y que se queda hasta comienzos del otoño, el suirirí real (Tyrannus melancholicus). En esta región cría y se alimenta con la abundante oferta de insectos en la estación cálida. Suelen verse en el campo, cerca de los cuerpos de agua e incluso en plena ciudad, muchas veces cerca de árboles floridos. Se alimenta de una gran variedad de insectos, desde moscas, abejas y libélulas. De estos últimos insectos se dieron un  festín una pequeña familia, uno de los progenitores y su hijo volantón ya que ese día había miles de libélulas sobre el agua apareándose; muchas veces las atrapaban a las dos juntas pero pocas veces las engullían a las dos, la otra se les solía escapar ya que eran muy grandes para abarcarlas de un bocado.
El volantón era alimentado por uno de sus padres, aunque ya estaba aprendiendo el difícil oficio de atrapar insectos en vuelo. Las libélulas son bastante  complicadas de atrapar por las aves por sus veloces movimientos en el aire aunque en el momento de apareamiento de los insectos las volvió muy vulnerables  por disminuir su capacidad de maniobra, siendo presa relativamente fáciles de los suiriríes.










Un par de libélulas apareándose. Fue muy arduo fotografiarlas con mi cámara amarrada al escondite, además con su vuelo irregular era en extremo complicado para enfocarlas, por lo que no obtuve ninguna foto satisfactoria, solo cuando se posaron momentáneamente sobre los repollitos de agua

martes, 1 de abril de 2014

Desde el kayak

Hace casi un mes, para ser más exacto el 7 de marzo anduve en kayak en la laguna de Monte, haciendo un poco de ejercicio y disfrutando de la tarde junto a mis hijas. También aproveché y me llevé la vieja Canon 40D y el objetivo Tamron, o sea el equipo muleto por si pasaba algún percance en el agua.
Mi intención fue aproximarme lo máximo posible a los muchos biguá (Phalacrocorax brasilianus) que estaban posados en las ramas de los árboles que están en la estación de Piscicultura.
Los biguá toleraron algo mi presencia pero no tanto como hubiera deseado, había más de cien en ese sector, se los podía ubicar bien por las hojas blanquecinas por sus olorosas y desagradables deyecciones. Los de las ramas superiores eran los que más tiempo permanecieron, pudiéndoles tomar muchas fotos, no así los que estaban en las ramas bajas o la costa que salieron volando raudamente o corriendo sobre el agua para luego remontar vuelo o ir nadando decenas de metros más adelante.
Estas son algunas fotos de ese día.









Ya a punto de salir del agua veo un casal de macá grande (Podiceps major) e intenté acercarme. No me dejaron aproximar mucho ya que nadaban a buena velocidad. Lo más notable fue que uno de ellos llevaba a un pichón sobre su lomo. Eso será motivo de la próxima entrada