domingo, 7 de febrero de 2016

Reserva Natural Guardia del Juncal

La Reserva Natural Guardia del Juncal es un área protegida provincial y municipal perteneciente al partido de Cañuelas, siendo la primera reserva en tener guardia municipal-provincial. Las tierras fueron donadas por su antiguo propietario con la condición de practicar ganadería de bajo impacto para poder subsistir. También en esa zona se levantó en la década de 1780 la antigua Guardia del Juncal, perteneciente a la línea de fortines que defendían la ciudad de Buenos Aires, que en realidad eran empalizadas con algunos ranchos y mangrullos defendida por unas 2 o 3 decenas de milicianos con escasas armas, instrucción,ropa y alimento, muchos de ellos eran llevados a la fuerza a esos parajes en ese entonces casi despoblados.
La reserva tiene un sector con una casa y galpón casi en desuso y forestación exótica en el arbolado, tales como acacio negro (Gleditsia triacanthos), acacio blanco (Robinia pseudoacacia), mora  (Morus albus), paraíso (Melia azedarach) ,eucaliptos (Eucalyptus sp) entre otros y un sector con pasturas naturales.
Recorrí la reserva dos veces el año pasado, en septiembre y a finales de octubre, encontrando menos especies de las que pensaba aunque hallé algunas por primera vez en la región, como el fio-fio pico corto y el burlisto pico canela, especies que no son típicas de la zona de pastizales pampeanos, al parecer el avance de las forestaciones ayuda que estas especies aumenten su rango de dispersión.
Pude encontrar algunos mamíferos como hurones y peludos, este último lo pude apreciar a solo centímetros; entre los domésticos hay vacas y una tropilla de caballos que me siguieron muy curiosos.
En mi blog florabonaerense.blogspot.com.ar subiré  pronto algunas imágenes de la diversidad vegetal de la reserva.
Estas son las fotos más destacadas que pude obtener esos días.
Imágenes de septiembre
Hornero (Furnarius rufus) con nido en construcción

Tero (Vanellus chilensis)

Nido de cotorra

Chinchero chico (Lepidocolaptes angustirostris)

Tacuarita azul (Polioptila dumicola) macho


Cotorra (Myiopsitta monachus)

Tropilla de malacaras


Milano blanco (Elanus leucurus)
Imágenes de octubre
Salí con cielo despejado pero llegando a la reserva las nubes encapotaron el cielo por completo.
Momentos cuando se empezó a nublar

Peludo (Chaetophractus villosus)


Cigüeña americana (Ciconia maguari)

Carancho (Caracara plancus)

Piojito común (Serpophaga subcristata)

Picaflor verde (Chlorostilbon aureoventris) macho



Ratucha (Troglodytes aedon)

Chajá (Chauna torquata)

Churrinche (Pyrocephalus rubinus) hembra

Entrada a la reserva

Fío-fío pico corto (Elaenia parvirostris)


Burlisto pico canela (Myiarchus swainsonii)


Nido de carpintero  ocpado por otra especie



Bandada de chajáes

Bandada de chajáes

Lechucita vizcachera (Athene cunicularia)

jueves, 4 de febrero de 2016

El ave más grande

Hace unas semanas  anduve visitando un club de chacras del partido de Monte donde suelen haber decenas de ñandúes (Rhea americana), el ave más grande de Sudamérica.
Para mi son aves majestuosas que recorren continuamente el campo en busca de brotes o algunos insectos con los que alimentarse, lamentablemente son perseguidos por su sabrosa carne o porque algunos agricultores los consideran plaga de los cultivos. Su status de conservación es de vulnerable por lo que conté antes y por la pérdida de hábitat, ya que la transformación del ambiente es muy grande en la región pampeana.
Por fortuna alguna gente los protege y tiene en sus campos bandadas de esta ahora escasa ave en la región. Si bien en las chacras nadie  los molesta y están a costumbrados a ver vehículos y personas son algo reticentes a permanecer cerca, por lo que no obtuve fotos como hubiera deseado. Pero como dice el dicho "peor es nada", así que van algunas imágenes.





Un ñandú haciendo sus típica gambetas con las alas extendidas para desviar la atención de un posible depredador. en este caso la "amenaza" era la camioneta en la que me desplazaba.






Ñandúes en un campo cultivado con soja a algunos kilómetros de los ejemplares anteriores. En esa estancia al parecer son tolerados y protegidos ya que los he observado en años anteriores.

lunes, 1 de febrero de 2016

Choca corona rojiza (Thamnophilus ruficapillus)

FAMILIA THAMNOPHILIDAE
Habita bosques, selvas y montes del litoral y las yungas. En la provincia habita la ribera platense.
Construye su nido en forma de taza atado a ramas, usando fibras vegetales y telarañas. La hembra pone  3 huevos blancuzcos con manchas amarronado-violáceas.
Se alimenta de insectos.
Presenta dimorfismo sexual: el macho posee el pecho barrado, la hembra no.
Mide 17 cm

Otros nombres: batará marrón, chalalí



miércoles, 27 de enero de 2016

Petrel damero (Daption capense)

FAMILIA PROCELLARIIDAE
Habita los mares del sur que rodean la Antártida. En invierno migra más al norte. Es una especie pelágica que no se acerca a la costa de los continentes.
Se alimentan de peces  y otros invertebrados marinos.
Nidifica en colonias en islas australes: Kerguelén, Chatham, Auckland, Georgias del Sur, Balleny. También nidifica en la Península Antártica. Lo hace en terreno escarpado o salientes rocosas, pone sus huevos en depresiones de  15 cm de diámetro, tapizadas con piedritas. La hembra pone un huevo ovoidal de color blanco que incuban ambos sexos por  un lapso de 45 días. Se reproduce en noviembre y diciembre.
La población mundial se estima  en 2 millones de individuos.
Mide 42 cm de longitud, la envergadura alar es de 86 cm.
Mar del Plata, Buenos Aires (a 40 km de la costa)